8 cosas que no debo dejar de hacer aunque mis hijos crezcan

04-04-2016


Escrito por: Jenny Morales de Greenberg

No cabe duda que todas como mamás sentimos que nuestros hijos crecen demasiado rápido. De llevarlos en nuestros brazos, pasan a ir al colegio y en un abrir y cerrar de ojos se vuelven adolescentes.

Siempre me he preguntado cual es la clave para que al pasar los años nuestros hijos sigan teniendo esa cercanía como cuando eran pequeños.

Aquí les comparto algunas ideas para mantener cercana la relación padres-hijos:

1. No importa que edad tengan; decir siempre un “te amo”. Algunas veces, a medida que crecen el “te amo” y los abrazos se vuelven más esporádicos, esto no debería ser así, los abrazos, los besos y los apapachos deben ser parte de nuestro día a día.

titulo

2. En estos tiempos corremos contra el reloj, pero es importante compartir aunque sea una comida al día. Dejar los celulares a un lado y comentar como estuvo el día de cada uno.

titulo

3. Dedicar un día a la semana para ver una película juntos e incluso cocinar. Este se volverá el día “familiar especial” y es inamovible (a menos que sea una causa de fuerza mayor).

4. Crear y seguir tradiciones, por ejemplo: cada Navidad hacer manualidades juntos y hacer que la tradición siga por años.

titulo

5. Practicar algún deporte juntos, sea cual sea, lo importante es compartir. Si no se nos da el área deportiva, algún juego de mesa puede ser una buena opción.

titulo

6. Asistir a eventos culturales juntos, conciertos, obras de teatro. Pero no es asistir lo más importante, sino conversar sobre lo que nos gustó, lo que no nos gustó, etc.

7. Leer libros y escuchar música juntos. ¿Recuerdan esos momentos cuando sosteníamos a nuestros bebés en nuestro regazo y les leíamos? ¿Porque eso debería de cambiar a medida que crecen? Sentarse juntos a leer algún artículo, noticia, cuento, etc es una buena opción para compartir.

titulo

8. Conversar sobre cosas buenas, sobre cosas difíciles, sobre errores cometidos, etc. La comunicación es vital para una relación estrecha, pero lo que a veces olvidamos como padres es ESCUCHAR y esto es primordial.

Esperando que la relación con sus hijos siempre sea cercana y especial.