Beneficios de jugar con agua

23-03-2016


Escrito por: Jenny Morales

La actividad favorita de mi hija de dos años es jugar con agua, puede verse como una actividad muy simple pero veamos qué áreas estimula y desarrolla:

1. Motricidad gruesa y fina:

Al llenar un vaso, al vaciarlo, al tomar juguetes grandes o pequeños, apretar esponjas practican el movimiento de pinza y ejercitan sus músculos finos. Al movilizarse alrededor de la bañera, la piscina, saltar dentro de la piscina o bañera, desarrollan equilibrio y ejercitan sus músculos gruesos.

titulo

2. Área sensorial:

Es importante que a través del tacto nuestro hijo/hija perciba diferentes texturas y temperaturas. Dejarlos que jueguen con agua tibia, fría o con cubos de hielo estimularán su área sensorial. También se pueden variar los juguetes que puede introducir en el agua (hojas, piedras, conchas, esponjas).

titulo

3. Conceptos matemáticos:

Desde pequeña edad podemos enseñar conceptos como: vacío, lleno, más, menos, etc. Aprenden que objetos flotan y que objetos se hunden. Lo más importante es que van aprendiendo estos conceptos a través del juego.

titulo

4. Coordinación visual-motora:

Esta área se desarrolla al pasar agua de un vaso a otro, al llenar un frasco, al meter juguetes pequeños dentro del vaso etc. La manguera y una red de pescar son recursos maravillosos para desarrollar esta área.

titulo

5. Lenguaje

Como es un ambiente espontáneo de juego, se promueve el lenguaje y la comunicación.

6. Relajación:

Es casi inevitable que después de chapotear y jugar con agua el cuerpo se relaje…así que lo más seguro es que después de esta sesión de juego venga una rica y larga siesta.

¡A disfrutar el chapoteo!