Yo sufrí Depresión Postparto

16-03-2016


Escrito por: Any Luna

Sí, yo sufrí Depresión Postparto. La Depresión Postparto es real y es horrible.

Mi embarazo no fue planeado y el papá de mi hija decidió simplemente lavarse las manos con el asunto. Pero honestamente no fue eso lo que me hizo estar en esta situación. Fue el cansancio, la falta de sueño.

Cuando nació mi hija tenía un trabajo demasiado demandante, trabajaba 12 horas diarias, manejaba a todos lados en la ciudad y el interior, viajaba por varios días y todo era para ayer. Mi hija empezó a dormir toda la noche hasta que tenía un año lo que significa que me pasé un año teniendo ese trabajo y despertándome cada 2 o 3 horas. Era una pesadilla, el cansancio era DEMASIADO. Mi mamá me ayudaba a cuidar a mi hija durante el día pero las noches me tocaban a mi y no tenía con quien hacer turnos.

Empecé a sentirme miserable con el hecho de ser mamá, empecé a tener pensamientos verdaderamente oscuros. Me estaba costando mucho hacer las cosas bien en mi trabajo, bajé muchísimo mi rendimiento. Todo el tiempo estaba triste, no quería cuidar a mi hija y mi cuerpo estaba colapsando. Recuerdo que una vez iba subiendo las gradas al segundo nivel y pensé

“Ahorita nadie me está viendo… ¿y si dejo caer a mi hija al primer nivel y digo que fue un accidente? Así me quitaría este problema de encima.”

Ese fue el momento en que me di cuenta que tenía Depresión Postparto. ¿Cómo no lo pude ver antes? ¡Se supone que soy Psicóloga y debería saber de estas cosas!

Tengo una prima que es como mi hermana. Su mamá es hermana de mi mamá y su papá es hermano de mi papá (sí, dos hermanas casadas con dos hermanos). Es 6 años más grande que yo y vive en otro país pero nuestra relación es bastante cercana. Vino a Guatemala a visitarme por una semana y yo le conté cómo estaba. Fue a la primera persona que me atreví a confesarle cómo de verdad me estaba sintiendo porque sabía que ella no me iba a juzgar. Lo primero que me dijo fue “¿Y tú qué creés que sos la única que se siente así? ¡Todas nos sentimos así! ¡Ser mamá es difícil y nadie te lo advierte!” y me contó cómo vivió ella su maternidad.

Me di cuenta que yo me estaba colocando tanta presión de ser buena mamá que me estaba poniendo estándares tan altos que yo misma me decepcionaba a mi misma. Además de escucharme, me ofreció que esa semana ella se encargaría de cuidar a mi hija todas las noches.

¡¡¡Casi le beso los pies!!!

Fue increíble, el simple hecho de hablar en voz alta cómo me sentía, de entender que no tenía que ponerme tanta presión de ser mamá perfecta y de dormir bien una semana me recuperó por completo. No quiero ni pensar hasta dónde me hubiera hundido si eso no hubiera pasado. No llegué a necesitar medicamentos pero estoy segura que si esto no me hubiera ocurrido, sí los hubiera necesitado.

Mi prima me salvó la vida y creo que nunca se lo agradecí realmente. ¡Gracias Vivi! ¡Te quiero! Mi vida y la de mi hija es mejor gracias a ti :)

Desde entonces empecé a hablar con todas mis amigas cuando estaban embarazadas y les advertía: “si las cosas se empiezan a poner gris, me llamás y te desahogás conmigo, yo no te voy a juzgar”. Y así fue, recibí tantos mensajes y llamadas de:

"Amo a mi bebé pero esto es una m$%&a

¿En qué p%#$ estaba pensando cuando me embaracé?

¡Recibí llamadas hasta de amigos hombres! Se desahogaban, yo los oía, y después regresaban a amar a sus bebés.

Así que hoy les quiero compartir exactamente qué es la Depresión Post Parto, que sepan que es real, muy real y muy peligrosa. Algunas mamás hasta pueden llegar a desarrollar una psicosis y matar a sus hijos. No es algo para ignorar ni solo esperar a que desaparezca. Debe ser tratado por un profesional en los casos más graves e incluso con medicamentos si se llegaran a necesitar.


El siguiente texto es extraido de MedLine Plus y pueden leer el artículo original dando click aquí

Depresión posparto

Es una depresión de moderada a intensa en una mujer después de que ha dado a luz y se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde. La mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después del parto.

Causas

La causas exactas de la depresión posparto se desconocen. Los cambios en los niveles hormonales durante y después del embarazo pueden afectar el estado anímico de una mujer. Muchos factores distintos a los hormonales también pueden afectar el estado de ánimo durante este período.

-Cambios en el cuerpo a raíz del embarazo y el parto.

-Cambios en las relaciones laborales y sociales

-Tener menos tiempo y libertad para sí misma

-Falta de sueño

-Preocupaciones acerca de su capacidad para ser una buena madre

-Usted puede tener mayores probabilidades de experimentar depresión posparto si:

-Tiene menos de 20 años.

-Actualmente consume alcohol, alucinógenos o fuma (también ocasionan riesgos serios para la salud del bebé).

-No planeó el embarazo o tuvo sentimientos contradictorios acerca de éste.

-Tuvo depresión, trastorno bipolar o un trastorno de ansiedad antes del embarazo o en un embarazo anterior.

-Vivió un hecho estresante durante el embarazo o el parto, por ejemplo, una enfermedad, muerte o padecimiento de un ser querido, un parto difícil o de emergencia, un parto prematuro o una enfermedad o anomalía congénita en el bebé.

-Tiene un familiar cercano que haya experimentado depresión o ansiedad.

-Tiene una mala relación con la pareja o es soltera.

-Tiene problemas financieros o de vivienda.

-Tiene poco apoyo de la familia, de los amigos o del cónyuge o la pareja.

Síntomas

Los sentimientos de ansiedad, irritación, tristeza con llanto e inquietud son comunes en las dos primeras semanas después del embarazo. Estos sentimientos a menudo se denominan "depresión puerperal". Casi siempre desaparecen pronto, sin necesidad de tratamiento.

La depresión posparto puede ocurrir cuando la depresión puerperal no desaparece o cuando los signos de depresión comienzan uno o más meses después de dar a luz.

Los síntomas de depresión posparto son los mismos que los síntomas de la depresión que ocurre en otros momentos en la vida. Junto con un estado anímico triste o deprimido, usted puede tener algunos de los siguientes síntomas:

-Agitación e irritabilidad

-Cambios en el apetito

-Sentimiento de inutilidad o culpa

-Sentirse retraída o desconectada

-Falta de placer o interés en todas o en la mayoría de las actividades

-Pérdida de la concentración

-Pérdida de energía

-Problemas para realizar las tareas en el hogar o el trabajo

-Ansiedad considerable

-Pensamientos de muerte o suicidio

-Dificultad para dormir

-Una madre con depresión posparto también puede:

-Ser incapaz de cuidar de sí misma o de su bebé.

-Sentir temor de quedarse sola con el bebé.

-Tener sentimientos negativos hacia el bebé o incluso pensar en hacerle daño. (Aunque estos sentimientos son aterradores, casi nunca se materializan. No obstante, usted debe comentarle al médico al respecto inmediatamente).

-Preocuparse intensamente por el bebé o tener poco interés en él.

Pruebas y exámenes

No existe un examen único para diagnosticar la depresión posparto. El diagnóstico se basa en los síntomas que usted le describe al médico o al personal de enfermería.

Las mujeres con depresión posparto deben hacerse exámenes de sangre para buscar causas físicas de dicha depresión.

Tratamiento

Una madre primeriza que tenga cualquier síntoma de depresión posparto debe ponerse en contacto con el médico o el personal de enfermería en seguida para conseguir ayuda.

Aquí se presentan algunas otras sugerencias útiles:

-Solicíteles a su compañero, familia y amigos ayuda con las necesidades del bebé y el hogar.

-No esconda sus sentimientos. Hable acerca de ellos con su compañero, familia y amigos.

-No haga ningún tipo de cambios mayores en su vida durante el embarazo o inmediatamente después de dar a luz.

-No intente hacer demasiado o ser perfecta.

-Saque tiempo para salir, visitar a los amigos o pasar tiempo sola con su compañero.

-Descanse lo más que pueda. Duerma cuando el bebé esté durmiendo.

-Hable con otras madres o únase a un grupo de apoyo.

El tratamiento para la depresión después del parto con frecuencia incluye medicamentos, terapia o ambos. La lactancia influirá en qué medicamentos le recomiende el médico. Es posible que la remitan a un especialista en salud mental. La terapia conductual cognitiva (TCC) y la terapia interpersonal (TIP) son tipos de psicoterapia que a menudo ayudan para la depresión posparto. Los grupos de apoyo pueden ser útiles, pero no deben reemplazar a los medicamentos y la psicoterapia si usted tiene depresión posparto. Tener un apoyo social bueno de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo puede ayudar a reducir la gravedad de la depresión posparto.

Expectativas (pronóstico)

Los medicamentos y la psicoterapia profesional con frecuencia pueden reducir o eliminar los síntomas de manera efectiva.

Posibles complicaciones

Sin tratamiento, la depresión posparto puede durar meses o años.

Las complicaciones potenciales a largo plazo son las mismas que en la depresión mayor. La depresión posparto que no recibe tratamiento puede ponerla en riesgo de hacerse daño o dañar al bebé.

Cuándo contactar a un profesional médico

Coméntele al médico si experimenta algo de lo siguiente:

-Su depresión puerperal no desaparece después de dos semanas.

-Los síntomas de depresión se vuelven más intensos.

-Los síntomas de depresión empiezan en cualquier momento después del parto, incluso muchos meses más tarde.

-A usted se le dificulta realizar las tareas en el trabajo o en la casa.

-No puede cuidar de sí misma ni de su bebé.

-Tiene pensamientos de hacerse daño a sí misma o a su bebé.

-Tiene pensamientos sin asidero en la realidad o empieza a oír o ver cosas que otras personas no ven ni oyen.

No tenga miedo de buscar ayuda inmediatamente si se siente abrumada y con temor de que pueda hacerle daño al bebé.

Prevención

El hecho de tener un buen apoyo social por parte de la familia, los amigos y los compañeros de trabajo puede ayudar a reducir la gravedad de la depresión posparto, pero es posible que no la prevenga.

Las mujeres que tuvieron depresión posparto después de embarazos pasados pueden ser menos propensas a padecerla de nuevo si comienzan a tomar antidepresivos después del parto. La psicoterapia también puede ayudar a prevenirla.