¡Por favor tómate la medicina!

01-03-2016


Una de las cosas más difíciles de ser mamá es ver a nuestros hijos enfermos.

Nos sentimos impotentes y quisiéramos quitarles todos sus síntomas y colocarlos en nuestro cuerpo. Aunado a este sentimiento muchas veces nos enfrentamos a otro enemigo además de la enfermedad:

La medicina.

No solo nuestros hijos se sienten mal sino encima los atormentamos con la cuchara, el vasito, la jeringa o el gotero.

Y en el fondo del corazón sabemos que debemos dar esa medicina para verlos mejor.

Lo ideal es dar la medicina de la forma más respetuosa posible, algunas estrategias pueden funcionar con algunos niños otras no.

Junto con Any compilamos este listado esperando que sean ideas que alivianen la batalla campal que se puede volver dar la medicina:

  1. Darle una cucharita o un gotero y que ella/él le de medicina a sus muñecos.

  2. Darle un dulce después de la medicina, no como premio, sino para quitarse el mal sabor.

  3. Mezclar la dosis de medicina en jugo o en la pacha.

  4. Darle la medicina mientras ve televisión o algún video de su personaje favorito.

  5. Mientras más grandes son nuestros peques más chance hay de explicarles y de negociar la forma de tomarse la medicina, mientras son bebés aunque nos duela simplemente “debemos” dar la medicina, a esta edad se sugiere usar una jeringa colocada cerca del cachete para evitar ahogarlos.

  6. Mojar un bombón en la medicina y chuparlo.

  7. Coloca una hoja de papel en alguna pared en donde se marque cada horario que hay que tomar la medicina. Pídele que coloque un dibujo, coloree o coloque un sticker una vez que ya tomó la medicina.

  8. La aplicación "Medisafe" para el celular es maravillosa. Se pueden colocar las medicinas, dosis y hasta una imagen que represente la medicina. La aplicación avisa cuando hay que tomarla y a la vez se pone una marca al haberlo hecho. Involucrar a su hijo en marcar las medicinas ya tomadas podría motivarlo.

-Jenny-