10 tips para viajar con toddlers

01-03-2016


Definitivamente viajar es sinónimo de estrés para muchas personas.

A eso, agreguemos el viajar con un toddler por primera vez, es muy diferente a viajar solo.

En lo personal, cuando yo viajaba antes de ser mamá me dormía durante todo el vuelo, ahora sabía que eso no pasaría.

Por lo que quiero compartir 10 tips a partir de mi reciente experiencia:

1. Organización, paciencia y tranquilidad:

Viajar implica horarios, correr de una puerta a otra y tal vez lo más difícil en estos tiempos sea pasar seguridad. Es por eso que mantener la calma y tener paciencia es fundamental.

Todo lo que sentimos lo perciben e interpretan de igual forma nuestros hijos, y lo ideal es que ellos estén tranquilos en el caos de los aeropuertos.

Cuando nos organizamos con anticipación estamos previendo estrés de última hora, hacer una lista de lo que necesitamos llevar será muy beneficioso.

2. Pañalera bien cargada:

“Más vale que sobre y no que falte” dice el dicho. Aunque sintamos que al llegar a nuestro destino llevábamos muchas cosas por gusto, será mejor que lamentarnos si no lo hubiéramos tenido con nosotros.

Recomiendo llevar dos o tres cajitas de toallitas húmedas, serán útiles para muchas más cosas que únicamente el cambio de pañal.

Llevar termómetro y un frasco de acetaminofén es una buena idea. Una toalla húmeda y otra seca. Un suéter y una colcha nos pueden servir, sobre todo por el aire acondicionado de los aeropuertos. Y por supuesto mudadas extras.

3. Snacks:

Es importante considerar snacks para el viaje tanto para el avión como para la sala de espera.

Algunas aerolíneas mencionan que cualquier comida que sea para el bebé puede pasar por seguridad, pero realmente depende de la seguridad de cada aeropuerto.

Lo más aconsejable es comprar los líquidos una vez pasada seguridad. La fórmula sí se puede pasar, aunque lo más probable es que le harán pruebas. Puede ser llevada en su envase original o en algún contenedor plástico.

Es aconsejable ofrecer una pacha durante el despegue o aterrizaje, ya que la succión alivia la molestia de la presión. Si tu toddler no quiere beber nada durante ese tiempo, llevar dulces tipo gomitas es una buena opción.

sn

4. Actividades para entretener:

En lo personal lo que más me preocupaba del viaje era

lograr entretener a mi toddler, ya que es una niña muy activa.

Debemos tomar en cuenta que hay que entretenerlos en el avión y en la sala de espera.

También hay que considerar que algunas veces hay atrasos en los horarios y podemos permanecer más tiempo de lo estipulado en el aeropuerto.

Lo más importante es llevar juguetes o materiales nuevos con los que no ha jugado.

En lo personal me funcionó mucho llevar stickers novedosos, pizarrones para marcador o yeso, libros nuevos, y en el último de los casos si ya nada pareciera entretenerla pues una película es una buena opción.

EL QUIET BOOK (LIBRO SILENCIOSO) fue una excelente opción para mi nena, y me salió muy barato ya que no lo compré sino que yo lo hice.

qb

5. Manos libres:

Una de las cosas estresantes de viajar es pasar seguridad, quitarse los zapatos, sacarse todas las cosas de los bolsillos, sacar laptops, quitarse bolsos o mochilas. Todo esto se hace más fácil si nuestras manos están libres.

Yo en lo personal no llevé carruaje (porque a pesar de mi organización olvidé sacarlo del lugar donde lo guardo y se quedó en casa) pero creo que fue lo mejor, en mi opinión me hubiera hecho estorbo, ya que llevábamos mucho equipaje de mano.

Lo que hice fue llevar a mi nena en un "Mei Tai" y así pasamos seguridad.

Fue mucho más fácil colocar todo en la faja y recogerlo. Y a eso agreguemos que ella se sentía muy segura cerca de mamá.

mt

6. Ropa del bebé como equipaje de mano:

Muchas veces hemos escuchado historias de como pasajeros reciben su maleta dos o tres días después de que llegaron a su destino.

Imagínense llegar a su destino sin suficientes pañales, ropa, suéteres, etc, etc, etc.

Lo mejor es comprar una maleta pequeña (de la medida que autorizan las aerolíneas) y llevarla como equipaje de mano y poner ahí toda la ropa de los niños.

Recuerden que los líquidos (cremas, shampoo, loción, etc) no pueden pasar en mayor cantidad de 100ml.

7. Ropa extra para los papás:

En esa maleta que llevamos como equipaje de mano es muy útil llevar una mudada extra de ropa para mamá y papá, no sabemos que nos puede derramar encima nuestro toddler.

8. Preguntar por asiento extra disponible:

Nosotros no pagamos asiento para nuestra toddler ya que tiene menos de dos años y la aerolínea así lo permite, sin embargo al llegar al aeropuerto preguntamos si había un asiento extra para que nos otorgarán la fila de tres asientos.

De cuatro vuelos que tomamos, en dos logramos que nos dieran un asiento extra, ayuda de mucho para descansar.

9. Programar el viaje basándose en rutina del bebé:

Cada mamá conocemos a nuestro bebé,

sabemos a qué hora toman sus siestas, a qué hora están más dispuestos a realizar actividades diferentes o a qué hora están más irritados.

Nosotros basamos el viaje a la rutina de nuestra toddler, preferimos dejarla dormir en la mañana que despertarla a las 4:00 de la mañana. Aunque esa noche se fue a dormir mucho más tarde de lo normal, pasó muy contenta durante todo el viaje, en lugar de empezar el día de muy mal humor.

10. Visita al pediatra previo al viaje:

Posiblemente uno de los miedos al viajar es que nuestro peque se enferme en un país diferente.

Es recomendable realizar una visita al pediatra días previo al viaje para que nos prescriba las medicinas que comúnmente le hemos dado acorde a su peso actual.

Cada experiencia que vivimos con nuestros hijos es memorable, aunque ésta forme parte del caos de ser mama. Los viajes son impredecibles la mayoria de las veces, traten de disfrutar cada momento.

Lamentablemente las vacaciones se acaban demasiado pronto.

¡¡¡Que disfruten su viaje!!!

-Jenny-