Mi meta: bajar 100 lbs. Reporte de agosto

07-09-2016


BC

Escrito por: Any Luna

Lo he compartido varias veces, pero si por alguna casualidad no lo habían leído se los vuelvo a contar.

En abril tuve un problema serio con mi espalda y me dijeron que tenía que bajar 100 lbs o quedaría paralítica. Muchas veces he intentado bajar de peso y nunca he tenido logros significativos. Empiezo bien la dieta, bajo algo de peso y de ahí lo abandono.

Esta vez ya no es opción. No me puedo rendir. Además ahora mi estrategia cambió. Leí un libro maravilloso llamado el Método Gabriel el cual se enfoca en las razones emocionales, de creencias y biológicas del sobrepeso. El libro se centra en no hacer dieta, es decir, no se trata de comer menos sino mejor, y que el estrés y falta de amor propio son la causa real del sobrepeso. Trabajé mucho en mi equilibrio y en mi amor propio. NO comí menos sino mejor y logré bajar 29 lbs. Pero agosto fue un caos. Se me vino una avalancha de trabajo encima y subí 5 lbs. y les confieso que comía muy similar a cuando estaba bajando de peso. Cómo me veo siempre me ha resbalado, pero mi espalda está resintiendo ese peso de más y estoy volviendo a tener serios problemas de dolor y dificultad para moverme. No les puedo explicar lo difícil que es levantarme en las mañanas y preparar a mi hija para ir al colegio o hacer cosas sencillas como bañarme o manejar.

Ahora tengo varias opciones. Puedo abandonar todo, puedo enojarme por esas 5 lbs y reprochármelo o puedo simplemente levantarme de este resbalón y volver a este camino hacia la salud AMANDO esas 5 lbs.

¿Suena imposible verdad? ¿Cómo voy a amar a esa grasa que me perjudica y me trae dolor? Pero sí, las amo. Las amo porque me obligan a reflexionar sobre esos malos hábitos o pensamientos que me alejan de la salud, y al reflexionar sobre ellos los puedo estudiar a profundidad y me ayuda a conocerme mejor. Después de todo, ¿cómo puede uno resolver un problema si no sabe cuál es el verdadero problema? Piensen en un mecánico. Su primer trabajo es identificar la causa del fallo en el vehículo. Si no sabemos dónde está el conflicto, ¿cómo sabemos qué cambiar? Así que estas 5 lbs me dan ese gran regalo.

¿Qué luz me trajeron estas 5 lbs? Encontré estos factores que me afectan profundamente.

Falta de sueño

Muchas noches me estuve acostando a las 2, 3, 4 am trabajando. Al día siguiente me sentía tan mal que moría por una Coca y azúcar de manera general. Y claro, me la tomaba.

El agua es vital

Estaba en tanto estrés que se me olvidaba tomar suficiente agua. Tomaba quizás la tercera parte de mi meta. Al no tomar agua me dolía horrible la cabeza y se me subía la presión. Lo repito: EL AGUA ES VITAL.

Cero tiempo de reflexión

Lo estaba haciendo antes. Tomaba tiempo para meditar, leer libros que me llegaban al alma o simplemente darme a mí misma mensajes positivos. Lo dejé de hacer porque mi mente se empezó usar al 100% para trabajar.

Dejé de consentirme a diario

¡Esto es TAN importante! Consentirme no es comerme un pedazo de pastel, es hacer cosas que me gustan como ir al cine, hacerme un manicure o solo acostarme a ver un capítulo de cualqueir serie en Netflix. Un tiempo para MI.


Así que mi meta de septiembre no es comer menos, incluso no es comer mejor. Es simplemente regresar al equilibrio que estaba logrando. Porque cuando me sentía en balance emocional era fácil tomar agua y elegir manzanas en lugar de pasteles.

Deséenme suerte en la meta de septiembre y prometo reportarme a finales de mes.

Con amor (hacia ustedes y a mi misma),

Any