Reglas para visitar a un recién nacido

27-07-2016


Blog Cover 500

Escrito por: Any Luna

Tener un bebé es uno de los eventos más abrumadores y cansados que pueda vivir un ser humano. Sin duda lo más difícil son los primeros días. Hay muchos aspectos emocionales, físicos y de organización que los padres están recién empezando a manejar y literalmente su vida en ese momento es un caos. Todos por supuesto estamos muy ansiosos de conocer a ese bebé precioso y al que seguro ya amábamos desde antes de nacer, pero visitar en esos primeros días no siempre es lo más prudente. Hicimos una encuesta con varias mamás sobre el sentido común que hay que tener al visitar a un recién nacido y aunque todas fueron políticamente correctas en sus respuestas, se los compartimos aquí como de verdad quisiéramos decírselo a la gente.

NOTA ACLARATORIA

No se trata de no visitar o estar alejados, sino de respetar el deseo de cómo los padres quieren manejar ese momento tan crucial en sus vidas. Algunas mamás se sienten muy mal ya sea física o emocionalmente y necesitan su espacio. Otras están muy bien y son felices con las visitas. Lo que buscamos promover es respeto tanto a la mamá y al bebé en esos momentos tan vulnerables para ambos ya que ellos son los protagonistas de este momento tan importante en la vida de toda la familia

1. Llamen antes y pregunten a los padres si es prudente visitarlos en ese momento:

Algunas mamás son felices con las visitas y otras mamás prefieren tener su espacio. Lo importante es respetar los deseos de los padres.

2. Si le van a tomar una foto, quítenle el flash a la cámara:

Los ojos del bebé son muy sensibles y si nosotros siendo adultos quedamos medio ciegos con un flash, imagínense cómo queda un bebé.

3. Eviten dar consejos no solicitados:

-Pero es que la mamá debería….

-NO

-Pero es que de verdad yo creo que debería…

-NO DEN CONSEJOS SI NO SE LOS PIDEN…

PUNTO.

4. Si están enfermos (o medio enfermos) ni se acerquen:

¿De verdad hay que explicarles por qué no hay que visitar a un bebé si están enfermos?

5. Antes de tocar a un bebé, lávense las manos e idealmente usen un gel antibacterial:

No vamos a explicar mucho esto...es sentido común.

6. Si van a visitar, lleven su comida y bebida… y laven los platos:

Los primeros días son verdaderamente abrumadores y cansados. No le demos más trabajo a los papás.

7. Despertar a un bebé “para ver sus ojitos” debería ser castigado por la ley con 10 años de cárcel. ¡NO LO HAGAN!

8. Pregunten a los padres si pueden cargar al bebé:

En realidad no es que tenga algo de malo cargar a un bebé (claro, mientras sepan cómo hacerlo), pero algunos padres todavía no se sienten cómodos con dar a su bebé a los brazos de otros y es importante respetar sus deseos.

9. Eviten los besos en la cara o en las manos y por el amor de Dios, JAMÁS en la boca:

¿Sabían que su boca es la parte más sucia de su cuerpo? Sí, es más sucia que la otra parte del cuerpo que seguro están pensando. No estamos bromeando.

10. Si hay hermanitos grandes, lleven un pequeño regalo a ellos también:

No puedo resaltar lo suficiente en decir a qué nivel este gesto se agradece de corazón.

11. Las visitas deben ser cortas:

Todos están cansados, dejémoslos descansar.

12. Ofrezcan ayuda en cosas prácticas:

Todo depende de los padres por supuesto, pero algunos agradecerán que los ayuden con ver un ratito al bebé mientras se bañan, otros quizás te cuenten que no han podido salir y te pidan que traigas pañales del supermercado. Pueden ayudar llevando a los hermanos grandes a algún lugar divertido o llevando algo de comer. Y claro, algunos preferirán no pedir ayuda, pero al menos ustedes lo ofrecieron.

13. Pongan su celular en vibrador:

A veces los padres pueden pasar hasta horas tratando de calmar a un bebé y poniéndolo a dormir. Si su ringtone lo despierta, los padres desearán tener mirada láser y poder destruir tu teléfono.

14. No publiquen fotos del bebé en sus redes sociales sin autorización de los padres:

¿Por qué? Porque cada quien tiene derecho a elegir el nivel de privacidad que quiere en su vida.

"Me encanta que seas parte de mi vida y de la de mi bebé recién nacido. Pedirte que me des un tiempo antes de venir no significa que no te ame. Sólo dame unos días para ajustarme a esta nueva vida”.

Mensaje de una mamá a todos sus amigos y familiares.