5 Beneficios de la lectura en familia

06-07-2016


Blog Cover 500

Fuente: www.gesvin.wordpress.com

1. Entender y Argumentar:

Aumenta su vocabulario: Tras encontrarse con la misma palabra durante varias páginas seguidas, se les abre el apetito de conocimiento y te acribillan a preguntas. ¿Qué significa? ¿Cómo se dice? ¿Por qué? etc.

Mejora su habilidad comunicativa: A medida que van aumentando su vocabulario, los niños adquieren mayor velocidad mental para relacionar conceptos y elaborar sus propios argumentos.

Organiza sus mensajes: El sistema Presentación-Nudo-Desenlace de los cuentos es el mejor modelo de comunicación para organizar sus mensajes.

2. Aumentar la Capacidad de Concentración:

Aumenta su concentración: El hecho de que cuando estén leyendo durante 10, 15 o 30 minutos sean capaces de estar quietos con la atención fija en una actividad específica hace que su nivel de concentración aumente mucho.

3. Desarrollo de la Creatividad:

Aumenta su creatividad: La lectura potencia la formación estética y ayuda a desarrollar y descubrir la imaginación, sus emociones y sentimientos. Facilita la recreación de la fantasía y el desarrollo de la creatividad.

4. Desarrollo Cognitivo:

Aumenta las aptitudes cognitivas: Numerosos estudios apuntan a que los niños a los que se les lee desde pequeños tienen mejores capacidades cognitivas que el resto.

Eleva su coeficiente intelectual: Según un artículo del 2013 publicado en la revista científica estadounidense Perspectives on Psychological Science un niño con el hábito de la lectura adquirido puede llegar a elevar su coeficiente intelectual hasta en 6 puntos.

Éxito escolar: El ejercicio que hacen los niños cuando entienden cómo funcionan las composiciones gramaticales es perfectamente adaptable al ejercicio que tienen que hacer cuando aprenden a sumar o restar. Casi sin querer, llegan a clase de matemáticas con una lección de ventaja.

5. Aumentar la Capacidad de Sociabilización:

Mejorar la relación padres-hijo: La AAP News asegura que, leer en familia, mejora la relación entre padres e hijos. Leer todos los días implica tener una actividad común con los más pequeños de la casa en la que ambos disfrutan y pasan un rato agradable.

Empatizar: A menudo, los niños se ven reflejados en los personajes de los cuentos y consiguen empatizar con sus problemáticas. Este ejercicio es sorprendentemente poderoso ya que aprenden a reconocer esos mismos sentimientos con situaciones de su vida cotidiana.